15 de junio de 2013

Sabor agridulce para Movistar Team a la conclusión de la etapa más exigente de la Route du Sud 2013. El conjunto dirigido en tierras pirenaicas por José Luis Arrieta situó a dos de sus hombres de referencia, Rubén Plaza y Sylwester Szmyd, en las posiciones cabeceras de una jornada de 175 km entre Izaourt y Bagnères-de-Luchon en la que se superaban los puertos de 1ª categoría de Peyragudes, Val Louron y Balès, éste último a sólo 20 km del final.

El alicantino luchó hasta los últimos metros de la etapa por enlazar con el cuarteto que seleccionó la dura ascensión definitiva y que formaron los AG2R Gadret y Bardet, el italiano Pellizotti (AND) y el vencedor final de la etapa y nuevo líder, Thomas Voeckler (EUC). Plaza, que coronó Balès a 55'' de la cabeza, protagonizó una excelente recuperación para alcanzar la meta junto a Rosa (AND) y Dupont (ALM) a tan sólo 10'' en una notable quinta plaza, pocos metros por delante de un sexteto en el que Szmyd lograba la 11ª posición del día.

Si Plaza y Szmyd protagonizaban la cara –con mención destacada para un Ángel Madrazo protagonista en la primera mitad de la etapa-, Fran Ventoso personificaba la cruz para Movistar Team después de que el cántabro sufriera en la tarde de ayer un fuerte golpe en su pie derecho al salir de la ducha en el autobús del equipo. La hinchazón en uno de sus dedos no presagiaba nada positivo y los exámenes realizados han desvelado una fractura en el dedo meñique del pie derecho que ha impedido a Ventoso tomar la salida en la etapa de hoy y que le obligará a guardar reposo durante varios días a la espera de la evolución de su lesión.

Mañana domingo, punto y final a esta Ruta del Sur con la cuarta y última jornada: 149 km fundamentalmente llanos entre Saint-Gaudens y L'Isle Jourdain.

Fotos (c): Henry Jean - Maxime Lafage / La Route du Sud



Partners 2017