15 de junio de 2017

La primera etapa de la Route du Sud ha seleccionado, en principio, la baraja de candidatos al triunfo final de la carrera dejándolo más cerca de alguno de los trece ciclistas que han llegado a la línea de meta con seis minutos de ventaja respecto al pelotón. Entre ellos, un brillante Richard Carapaz, que saltó del pelotón en la ascensión a Bane (2ª), a 45 km en una progresión que le llevó hasta la ya consolidada fuga, de la que en la parte final saltó el galo Loubet (ADT) para hacerse con el triunfo parcial y el primer liderato.

El grupo de Carapaz –con Elissonde (SKY), Maté y Perez (COF), Feillu (FVC) o Arroyo (CJR) como hombres más destacados– entraba a 22 segundos del ciclista francés y tomaba seis minutos respecto a un primer pelotón de en el que Movistar Team situó a Rojas, Arcas, Moreno y José Herrada. Mañana, segunda etapa de la carrera, 178 km con llegada ligeramente ascendente (3%) a Saramon tras ascender la cota de Bézeril a 25 kilómetros del final. Carapaz tomará la salida con el maillot blanco como mejor joven de la ronda occitana.

Soler sigue con los mejores en Suiza

Por su parte, Marc Soler continúa en la lucha por la general de la Vuelta a Suiza, que hoy disputaba su sexta etapa, una jornada de montaña con el ascenso al Albula (HC) a solo 9 km de la meta en La Punt. El catalán de Movistar Team ha estado siempre con los favoritos en la selectiva ascensión e incluso ha buscado en un par de ocasiones el ataque aprovechando la situación por delante de su compañero Pedrero, en fuga desde la salida, y que ha tirado de su jefe de filas en un baldío intento por lanzarle hacia adelante en la primera mitad del puerto.

En la parte final de la subida, Pozzovivo (ALM) saltó del grupo de elegidos y se presentó en la línea de meta destacado sobre un grupo desmembrado ligeramente en el mojado descenso hasta La Punt. El italiano es el nuevo líder, con Caruso (BMC) en el mismo tiempo y Soler ahora 6º a 35 segundos del maillot amarillo, con De la Parte en 12ª plaza. Mañana, una decisiva etapa –a falta de la contrarreloj final del domingo– con la llegada al temible Tiefenbachferner, uno de los puertos más duros del año, con 14,5 km al 10% de media y su cima a casi 2.800 metros de altitud.

Clasificaciones: Route du Sud | Vuelta a Suiza



Partners 2017